Comidas o cenas de empresa de última hora: ¡Aún estás a tiempo!

Celebrar una comida o cena de empresa no es una tarea fácil, especialmente para la persona o el equipo encargado de organizarlo. ¿No has seguido las recomendaciones de anticiparte para evitar que finalmente os pillen las prisas o la improvisación? No importa, si todavía no sabes dónde hacerlo y buscas ofertas de última hora, nosotros te traemos la mejor: ¿por qué solo cenar si puedes dar una auténtica fiesta por el mismo precio?

Alquilar un local para hacer una fiesta es sin ninguna duda la mejor de las opciones por su relación calidad-precio. Son muchas las ventajas y no tiene ningún inconveniente (o nosotros no lo encontramos ;). Deja atrás la idea de los aburridos restaurantes en los que después de la cena, en la que apenas has podido interactuar con tus vecinos de mesa, toca desplazarse hasta la discoteca: muchos se han perdido por el camino y los que llegan apenas pueden encontrar un lugar para hablar. En un local eso nunca hubiera ocurrido.

Un local para tu comida o cena de trabajo

Una comida o cena de empresa navideña no tiene por qué ser sinónimo de aburrimiento. Es inevitable relacionar cuestiones que asociamos al trabajo con el tedio y el compromiso, pero ¿y si descubres que un evento de este tipo puede ser más que divertido? Nada une más a las personas que haber pasado juntas un momento feliz, lo que mejorará el clima del trabajo en la empresa y la relación entre compañeros.

Alquilar un local es la mejor de las opciones si estás buscando un lugar para celebrar ese evento de empresa. En DAHO podemos ayudarte para garantizar el éxito de la reunión. Este es el proceso, cuatro sencillos pasos con los que habrás organizado una cena o comida de empresa inolvidables:

  1. Contactar con DAHO. Una simple llamada o un mail abrirá la puerta a la mejor de las fiestas. Es necesario saber qué cantidad de personas acudirán al evento para buscar el espacio adecuado y, muy importante, el horario en el que necesitaréis la sala: diurno o nocturno. Hay salas con diferentes características por lo que seguro que encontraréis una a vuestra medida.
  2. ¿Queréis llevar vuestra propia comida y bebida? ¿O preferís contratar alguna de las ofertas de catering? Las dos opciones son posibles pero con la segunda todo resultará más sencillo. Podéis contratar un menú entre una amplia oferta y organizar el espacio a vuestro gusto, aunque lo ideal es jugar con la movilidad de los invitados, que puedan trasladarse libremente de un lugar a otro, interactuando con los diferentes grupos. Para ello nada mejor que un cocktail servido por camareros profesionales o un bufé libre en el que se dispongan la comida y bebida. Se pueden organizar diferentes rincones, la mesa de los vegetarianos, la de los alérgicos o veganos… Lo importante es que todo el mundo quede satisfecho con el menú propuesto.
  3. Piensa en todos los detalles, cualquiera que se te ocurra, y es más que probable que en DAHO te podamos ayudar. Control de acceso a la sala por lista, seguridad, transporte individual o colectivo, servicio de coctelería, música ambiente durante la comida o cena… Y al final, por supuesto, un equipo de limpieza para que solo os dediquéis a disfrutar.
    Puedes aumentar la diversión convirtiendo el evento en una fiesta monotemática o de disfraces, decorando la sala con el motivo elegido. Nada de cintas navideñas y “papás noeles” por las paredes. ¿Qué tal una fiesta de Star Wars? ¿O de parejas famosas? Imagínate con tu compañero o compañera haciendo pareja y disfrazados de Romeo y Julieta. Necesitaréis una máquina de fotomatón para inmortalizar el momento. ¿La quieres? ¡Te la ponemos!
  4. Ha terminado la cena, es la hora de bailar. ¡Comienza la fiesta! y las posibilidades en este sentido son infinitas. Vuestra propia playlist, un DJ, música en vivo y en directo, un monologuista, un cantante, una actuación de microteatro… Además, es el momento de repartir los regalos del amigo invisible, de hacer un sorteo o de ver ese vídeo “corporativo” que ha preparado el gracioso de la oficina con declaraciones de los empleados… (ahora que no les escucha el jefe). No olvidéis que podéis tener a vuestro alcance cualquier tipo de soporte audiovisual.

Alquilar un local en Madrid para tu fiesta: ventaja extra

La ubicación de los locales es siempre una ventaja añadida ya que se encuentran en los lugares más céntricos de Madrid, a los que se puede acceder en transporte público. Es perfecto para dejar el coche en casa y disfrutar de la fiesta.

Seguro que ya te has percatado de que alquilar un local para la comida o cena de Navidad es la mejor de las opciones. Dejaos llevar por el espíritu navideño y terminad la noche con esa foto en grupo con la que tanto os reiréis al día siguiente en la oficina. Todo habrá salido a la perfección y buscarán al organizador para felicitarle. ¿Lo único malo? Que el año que viene te volverá a tocar organizarla, pero entonces ya sabrás que en DAHO tienes a los mejores aliados. Aquí te esperamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *