B-DAY, la tendencia 2019 en fiestas de cumpleaños

A los 20, a los 30, a los 40 o a los 50, puede sonar frívolo e, incluso, difícil de creer, pero la tendencia que se impone por encima de todas es festejar por todo lo alto el cumpleaños o “Born Day” (B-DAY), como lo llaman hoy los centennials. Y de frívolo tiene poco. Descubre por qué.

 

Del Elopement Birthday al B-DAY

El Birthday Eloping o Elopement Birthday, aún de moda, consiste en irse de viaje o, sencillamente, desaparecer en nuestro cumpleaños para evitar el “drama” de tener que celebrarlo. “Elope”, de hecho, significa “fugarse” y tradicionalmente se asociaba a aquellas parejas que huían de sus familias para casarse porque no contaban con el consentimiento familiar. En eventos, las Elopement Wedding hacen referencia a las bodas íntimas celebradas en lugares exóticos, moda que a partir del inicio del nuevo milenio adoptaron también para los cumpleaños los millennials, la generación de personas nacidas entre el año 1980 y el 2000. En lugar de organizar una gran fiesta de cumpleaños, empezó a ponerse de moda “irse de cumpleaños” a la playa, a una casita rural o más lejos. El caso era desaparecer.

La tendencia empezó a cambiar hace unos años por influencia de los centennials, es decir, los nacidos a partir del inicio del nuevo milenio. Sus patrones son aún un desconcierto para todos, pero en formas de pensar, lenguaje y hábitos se diferencian prácticamente en todo de los millennials, con visiones muy diferentes de la vida y de celebrar esta última. “Born Day” o B-DAY es la palabra que los centennials “inventan” en Snapchat como sinónimo de “cumpleaños” y en su forma de entender el mundo están convenciendo a las “viejas” generaciones de que el B-DAY es un acontecimiento que merece la pena celebrar, sin esconderse o escaparse, con una gran fiesta.

 

El sombrero, el símbolo del B-DAY

Desde que la felicidad conoce tu nombre, ha estado recorriendo las calles tratando de encontrarte. Hafiz, el poeta persa, cantó el amor a la vida en todas sus manifestaciones, incluidas las fiestas. Los centennials, nacidos en plena recesión económica, están resucitando nuestro sentido inocente de celebración, la libertad de continuar siendo un poco niños, dándonos permiso para divertirnos un poco, regocijándonos de estar vivos y conmemorando un acontecimiento tan importante como nuestro cumpleaños. My Born Day; (…) it’s a blessing, que se inventó el rapero Nas: el B-DAY es una bendición y el “no cumpleaños” también, que decía el Sombrerero Loco de la versión de Disney de Alicia en el País de las Maravillas. Independientemente de las circunstancias, siempre hay motivos para celebrar una fiesta. Y la prueba de cuánto empiezan a celebrarse es que el sombrero tarta con velas de cumpleaños fue el objeto de fiesta más vendido en 2018.

 

El lugar de la fiesta, clave del B-DAY

El local escogido para celebrar la fiesta de cumpleaños es cada vez más importante. La elección, por supuesto, va en gustos, pero la tendencia 2019 es que el espacio permita crear experiencias absolutamente personalizadas. Más allá de la tecnología o la decoración, fundamentales por otro lado, lo imprescindible es lograr generar recuerdos imborrables. Para ello es importante que el cumpleañero y sus invitados consigan identificarse, mucho más, prácticamente “fundirse”, con el local mediante adaptaciones decorativas y temáticas que se salgan de lo normal y de lo cotidiano. La tecnología se convierte en determinante para ayudar a crear esta experiencia única al facilitar la interactividad y lograr que los asistentes se sientan protagonistas.

 

Buen gusto por la gastronomía

Nada de pizzas y hamburguesas a no ser que el homenajeado no coma otra cosa y haya que hacerle concesiones en este sentido. Sorprender a los invitados con una experiencia gastronómica que fascine vista y paladar da puntos y continuará marcando tendencia en 2019. Las empresas de catering llevan años enfrentándose al desafío de clientes que, antes de probar, ya han compartido por redes sociales la imagen de lo que van a comer, siendo cada vez más importante los detalles y la sofisticación en los emplatados. Teniendo a diario al alcance ciento y un tipo diferentes de comidas y estilos de cocina, es fundamental sorprender con nuevos sabores, cuanto más exóticos mejor. Eso sí, siempre que sean saludables y producidos de forma orgánica y sostenible.

 

La clave pasa por la animación

Como grandes apasionados de la música y la animación, siempre hemos puesto a disposición de nuestros clientes fantásticas actuaciones ajustadas al estilo de las fiestas y preferencias de los clientes que nos solicitan organizar sus eventos. Y si algo nos maravilla es como las nuevas generaciones nos obligan a superarnos también en este aspecto. Olvídate, por tanto, de contratar un mago que únicamente hace maravillosos trucos de magia o un monologuista único enlazando chistes. Si siempre ha sido importante que la animación se ajuste al target de los invitados a nuestra fiesta de cumpleaños, la tendencia es que las actuaciones aporten un valor añadido al entretenimiento.

 

Mucho más allá del photocall…

Todo va a quedar “retratado”: antes, durante y después de la fiesta de cumpleaños. En el diseño de la fiesta es tan importante el hashtag que va a usar el cumpleañeros para conseguir el “asistiré” de sus invitados, para difundir durante la fiesta el minuto a minuto mediante “stories” y el posfiesta. El local/escenario, la escenografía y el espectáculo tienen que sorprender y adaptarse de forma exclusiva para cada evento. Suerte que DAHO es ese local mítico de Madrid, ese escenario que respira autenticidad y libertad, capaz de reconvertirse en cada fiesta para satisfacer a los instagramers más críticos y exigentes. Porque cada vez sois más exigentes

Spent 24 hours
I need more hours with you